ZOOLOGÍA POLÍTICA


SOCIEDAD, ESTADO Y GLOBALIZACIÓN Por Daniel Vásquez López

Daniel Vásquez López

https://i2.wp.com/farm1.static.flickr.com/188/381138113_1fbca6b038.jpg

-------

La sociedad contemporánea en el contexto de la globalización, nos enfrenta a un escenario lleno de contrastes. Clases medias asumiendo los costos sociales de los

La sociedad contemporánea en el contexto de la globalización, nos enfrenta a un escenario lleno de contrastes. Clases medias asumiendo los costos sociales de los procesos de modernización. Tensiones que dividen el “Primer Mundo” y el “Tercer Mundo”, o si se prefiere el eufemismo, países en “vías de desarrollo”. En este contexto se produce una redefinición del Estado y de sus funciones, primando la expansión internacional, de los negocios y el crecimiento económico interno, a través de legislaciones y políticas funcionales a estos fines; fines que son válidos, sólo cuando no atenten contra el objetivo propio del Estado, que es la búsqueda del bien común, cuestión que se desvirtúa y degenera cuando se delegan progresivamente tareas esenciales como la educación, la salud, las telecomunicaciones, el transporte a los privados, cuando se privatizan y ordenan al lucro. Cuando el Estado se desvincula de lo que históricamente le ha correspondido, esto es, los servicios públicos, a privados, o a empresas que buscan legítimamente el lucro, pero que no son las más idóneas para llevarlas a cabo.

https://i1.wp.com/www.theartofdansilver.com/twelvemonkeys.jpg

Se puede apreciar un debilitamiento de las fronteras político-culturales entre los países una explosión de acuerdos comerciales entre naciones y un fortalecimiento de empresas transnacionales, que en base a su poder económico, se convierten en agentes que influyen en las políticas, tanto nacionales como internacionales, generan una interrelación y tráfico informativo global, tendiente a excluir a ciertos sectores de la sociedad, sectores que a su vez no están en posición de poder mejorar su condición, aun cuando se les ilusiona con la idea de acceder a los modelos o estándares de vida que se publicitan junto con los productos.

Las características del subdesarrollo, tales como, altas tasas de desempleo, desigualdades económicas, bajos ingresos y un elevado índice de endeudamiento de la población, crean un clima tenso, de malestar u opresión, que puede manifestarse en inestabilidad político-social y en algunos casos, que encuentro mucho más graves, el pueblo está tan extenuado por jornadas laborales interminables con sueldos que no alcanzan para satisfacer las más básicas necesidades, que sus fuerzas se encuentran agotadas y resulta irrealizable protestar o reaccionar frente a esta realidad.

https://i2.wp.com/hiphoprepublican.com/uploaded_images/anarchist-759015.jpg

En estas condiciones de vida y de trabajo, que en algunos países se asemejan dramáticamente a la esclavitud,1 los Derechos Humanos a pesar de estar recogidos en las constituciones de diferentes Estados y en tratados internacionales, parecen ser ignorados, el Estado Social de Derecho, se transforma en un concepto utópico o por lo menos reservado únicamente para el Primer mundo, los derechos de segunda generación (derechos económicos, sociales y culturales, incorporados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos2 adoptado en Asamblea General de las Naciones Unidas en 194 8) contradicen las políticas económicas occidentales, propias del capitalismo, que se puede retratar como la “supervivencia del más apto” o la “persecución desenfrenada de la eficiencia”.

A pesar de que la opinión general es que estos Derechos de segunda generación deben ser adoptados en relación a la capacidad económica de cada País (no siéndole exigible a aquellos que no tengan los recursos necesarios), el Estado debe siempre buscar la concreción de éstos a través de medidas que fortalezcan y desarrollen la calidad de los servicios públicos, lamentablemente a mi parecer es común, sobre todo en el Tercer Mundo la proliferación de políticas que no apuntan a este fin o que simplemente van en contra del mismo, con el objeto de atraer a las grandes transnacionales y lograr un crecimiento macroeconómico, a expensas de las condiciones laborales, medioambientales, ademas perjudicando el desempeño de pequeñas y medianas empresas (las pymes son responsables de un gran porcentaje de los puestos de empleo en Chile), como ejemplo de estas medidas puedo señalar la mantención de sueldos mínimos bajos, multas ínfimas por daños ecológicos.

https://i0.wp.com/www.eldiariodefreewind.com/especiales/madonna/AL.jpg

El surgimiento de organizaciones no-gubernamentales, locales e internacionales, exigiendo la defensa y el respeto de los nuevos derechos (de segunda y tercera generación), solo vienen a reafirmar la idea primaria de un Estado restringido en su poder, limitado por valores anteriores a éste, como lo señala el artículo 5º de la Constitución Política de la República de Chile.

La soberanía reside esencialmente en la Nación. Su ejercicio se realiza por el pueblo a través del plebiscito y de elecciones periódicas y, también, por las autoridades que ésta Constitución establece. Ningún sector del pueblo ni individuo alguno puede atribuirse su ejercicio.

El ejercicio de la soberanía reconoce como limitación el respeto a los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana. Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos, garantizados por esta Constitución, así como por los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes.”

C.P.R. Art. 5º

En mi opinión los Derechos Humanos no solo deben ser un limite el poder del Estado, sino que ademas deben ser una directriz para las políticas administrativas de gobierno, a fin de que se den condiciones de dignidad mínima, igualdad de oportunidades, tanto económicas como culturales (acceso a la información y educación), para fortalecer la libertad humana y lograr la ejecución de una democracia efectiva y respetar las bases Institucionales, por ejemplo el “promover el bien común”, como lo indica el Artículo 1º de la Constitución Política de la República de Chile.

Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. El Estado reconoce y ampara a los grupos intermedios a través de los cuales se organiza y estructura la sociedad y les garantiza la adecuada autonomía para cumplir sus propios fines específicos.

El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y garantías que esta Constitución establece.

Es deber del Estado resguardar la seguridad nacional, dar protección a la población y a la familia, propender al fortalecimiento de ésta, promover la integración armónica de todos los sectores de la Nación y asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida nacional“

C.P.R. Art. 1º

Para concluir este ensayo, cabe señalar que la idea de un “Estado Social de Derecho” puede llegar a ser viable siempre y cuando converja un real compromiso social del Estado a nivel nacional con un cambio o evolución de la comunidad internacional en su visión global, para pasar de un “racionalismo económico”, reflejado en el culto al capitalismo y el libre mercado, hacia un nuevo concepto de integración, que respete los valores sociales y éticos, establecidos en los tratados internacionales, esenciales para un íntegro desarrollo humano y para acercarnos a un ideal de Democracia, como el que propone Robert A. Dahl3.

Daniel Vásquez López

Derecho UNAB

https://i2.wp.com/www.hollywoodreporter.com/hr/images/logos/reviews/8667_1.jpg

Notas:


1. Según un estudio publicado en el año 2000 podría haber unos 27 millones de esclavos en todo el mundo, tanto en sus forma tradicional como en forma de ‘nueva esclavitud’.. Kevin Bales – La Nueva Esclavitud en el Mundo Global – Ed. Siglo XXI
2. La unión de esta declaración y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos comprende lo que se conoce como Carta Internacional de los Derechos Humanos.
3. Robert A. Dahl (nacido en 1915), es profesor emérito de ciencia política en la Universidad de Yale, fue presidente de la Asociación Americana de Ciencia Política (American Political Science Association) y es, en la actualidad, uno de los más destacados politólogos norteamericanos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: